El himno a la Vagina

Irreverente. Así es esta canción y el videoclip de Amanda Palmer & the Young Punx, la vocalista del mítico grupo de Cabaret-Punk Dresden Dolls.

Mi mapa de Tasmania, así es como en las antípodas suelen llamar a lo que para otras, impregnadas de una cultura  más grecorromana que aborígen, es el Monte de Venus. Un alegato. Una oda. Una apuesta. Una defensa. Una Vindicación. Una provocación. Nos gustan nuestros pelos. Son nuestros. Una selva tropical, una calurosa sabana, una frondosa jungla oriental, todas en una.

¡No a la tala púbica indiscriminada!

Fuera bromas. Alguien me dijo una vez: “Puedo combatir al patriarcado con la vagina depilada”. Y es cierto, que por mucho que tengamos nuestra preferencia, y podamos establecer una relación directa entre estética, estereotipos y exigencias de género en cuanto al rol femenino en exclusiva (coquetería, ciudado físico, delicadeza, feminidad), aunque podamos aquí y ahora ponernos a divagar sobre las diferentes dicotomías del género, y sobre “Para estar bella hay que sufrir” frente al “El hombre y el oso, cuanto más vello, más hermoso”, que nos depilemos más o menos, mientras podamos sacudirnos las imposiciones sociales, es el menor de nuestros problemas, tal y como está el mundo. Pero a mi me gusta llevar a cabo estas pequeñas batallas banales, me hacen gracia, me hacen fuerte.

Anuncios

La Encrucijada Feminista

Queridos y queridas todas, voy a contar una experiencia reciente que nos llevará a la inauguración de una nueva sección dentro del Blog de Feministas en Movimiento.

Estando estudiando cuestiones de Género, se me ha presentado la oportunidad de ilustrar con una frase original y pedagógica una de las partes del trabajo. No sé por qué me he sorprendido tanto con algo que ya me sé de carrerilla: las primeras entradas en el buscador más famoso donde los haya, son sintomáticas del problema, qué digo problema, de la encrucijada eterna del feminismo. La difusión. La lucha contra la satanización. Y la banalización del término. Que feminismo no es hembrismo lo sabemos axiomáticamente, y no paramos de repetirlo en diferentes foros hasta parecer cansinas. Que feminismo no es sinónimo de Feminismo Institucional, también, y que hablar en clave feminista no es debatir con la persona sempiterna detractora de las Políticas de Igualdad, argumento que emplea como arma arojadiza, cual si tú trabajases para la mismísima ministra también nos ha pasado y también nos lo sabemos.

Como no podemos hacer más al respecto que lo que hacemos, -difundir, luchar, educar, estudiar- se me ha ocurrido que, al menos, de forma visual, podríamos contribuir a la visualización de un Feminismo multiverso, movedizo y divergente, y sobretodo, autónomo, no concebido como un término que se ve ligado a otras palabras como Machismo, Hembrismo o Feminazi, el último grito en insultos heteropatriarcales contra las feministas.

Esta ardua tarea que me-nos-os encomiendo, consistirá en la recopilación de frases y citas sobre feminismo o feministas, que cope la red y el buscador cuando busquemos “Frases feministas” o “Frases sobre feminismo“, anteponiéndose a las largas listas de chistes hembristas y demás salidas de tono que, ni nos hacen gracia, ni hemos inventado nosotras, ni se llaman feministas.

Os animo a todxs a que nos enviéis vuestras propuestas a nuestra dirección de correo: colectivofeministasenmovimiento@riseup.net. Todo vale. Lemas, máximas, frases populares, frases propias, frases de nuestras abuelas y más queridas y rebeldes ancestras, así como frases conocidas de grandes pensadoras y pensadores de la Historia de la Teoría Feminista. Desde las primeras pensadoras hasta la teoría Queer, desde el sufragismo hasta el Postporno, tenemos todo un campo de aprendizaje y difusión. A ser posible, la frase podría venir citada, con autoría, fecha y obra de la que se ha sacado. Iremos publicándolas poco a poco en listas diferentes, para evitar el terrible bochorno de estar buscando una frase sobre feminismo y encontrar el típico alegato de “todos los hombres son iguales”.

                                                                         ¿Os hace esta tarea ciberfeminista de divulgación en grupo?

¡Pues adelante!