Acerca de La Bruja de Kamchatka

Estoy atacá.

‘El cazador cazado’: un proyecto feminista de Alicia Murillo

Queridas todas, hoy vengo a presentaros un proyecto no interesante, no divertido, no potente, no necesario, no creativo. Simplemente, espectacular.

Lo he conocido hoy a través de un gran amigo feminista y de la Revista Píkara Magazine, para luego adentrarme en el blog de la susodicha, una vieja conocida virtual mía (unilateralmente hablando, oseasé, que la sigo desde hace tiempo).

El proyecto que ha iniciado Alicia y al que estamos invitadas -querría decir que casi obligadas- a continuar, difundir  y agrandar, va en consonancia con una línea de trabajo que en esta colectiva gusta mucho e interesa, los micromachismos, un asunto peliagudo, que lo llamaría yo, que levanta postillas por donde pasa, y por cuyo motivo a las feministas se nos suele llamar: Histéricas, exageradas, “mijitas“, “tiquismiquis” y lo mejor de todo, radicales -que digo yo, si soy radical por enfurecerme y tildar de violencia verbal sexista que un camionero cuarentón me pite cuando cruzo un paso de cebra, y me diga con la baba medio caída lo que me va a comer cuando me quite las bragas, pues apaga y vámonos-.

Volviendo a Alicia, os diré que su revolucionario proyecto es en parte audiovisual, así que, pequeñas, sacad la reportera que lleváis dentro, y afinad los teléfonos móviles o las cámaras digitales -bendita tecnología algunas veces-. Alicia permanece alerta a cualquier amenaza, acechando a cualquier “piropeador” suelto. Cuando la agresión se produce, cámara en mano, les graba y cuestiona su acción. Sin embargo, aunque los vídeos y las reacciones son tan dispares como interesantes, yo me quedo con el toque de humor de Alicia, y, sobretodo, con su análisis. Cómo los hombres tienen tendencia a dominar el espacio público. Cómo hay ocasiones en las que “sabes que va a suceder”, sabes que vas a atravesar esa calle, justo esa, y esos hombres apostados en una esquina de un bar, bebiendo, van a increparte. Van a faltarte al respeto. Cómo cuando tú les grabas, visibilizas y condenas, las actuaciones de los hombres suelen tener un modus operandi (1. Echarle la culpa al otro 2. Avergonzarse si vas con un igual, varón, entendiendo la agresión en términos de territorialidad masculina, no como falta de respeto hacia la integridad femenina 3. Ponerse gallitos y/o agresivos 4. Huir) y, por ende, cómo empoderándote y adueñándote de la situación y del espacio público, le das la vuelta al juego de poder, y son los agresores quienes pasan a temerte a ti. Pero mejor que os lo explique ella misma, en un vídeo con un relativo final ¿feliz?:

El vídeo más revelador de todos los que he visto fue protagonizado por un grupo de feministas de las Setas sevillanas, la propia Alicia, su compañero, y dos individuos, durante la jornada del 1 de Mayo. Una muestra de cómo en los mismos movimientos sociales -aunque hijas mías, qué queréis que os diga, este es un buen ejemplo en parte sí, en parte no, porque yo no sé qué pintaban esos dos calandracas con una bandera gigantesca de CGT- se reproducen prácticas normativas y patriarcales, e incluso muchos de los llamados micromachismos, por no irnos a los macromachismos, que al ser más visibles, suelen estar más controlados. Aquí véis una muestra global de la categorización que Alicia diseña en cuanto al formato de la agresión y que ya hemos vislumbrado con anterioridad:

Os animo desde nuestra colectiva y nuestro Blog a seguir a Alicia a través de su Espejo, a llevar a cabo este experimento maravillosamente creativo, y a contactar con ella para colgar sus experiencias. Yo no voy a tardar en hacerlo.

Mientras tanto, que no decaiga el buen ánimo ni la indignación. Rebeldía con alegría. Seguir concienciando/escarmentando al personal en nuestro cometido, como superheroínas antipatriarcales que somos. Subir la barbilla, no cambiar de lado de la calle, aguantar una mirada con cara de asco -estamos hablando de violencia verbal no de peligro físico-, volver la espalda para preguntarle al salido de turno con virulencia ¿Qué me has dicho?, no quedarnos calladas. Protestad, miradles a la cara, que no quede impune su sexismo, nos han amedrentado durante siglos, y ahora la calle es nuestra.

Para que quede claro de una vez, Machismos hay muchos, agresiones, muchos tipos, violencias, las mismas. Y el mal llamado “piropo” es una de ellas.

Salud, nos vemos en la lucha

Otros enlaces sobre Piropoagresión y micromachismos:

“No quiero tu piropo, quiero tu respeto”

Paranoicas – Mari Zazetari

Anuncios

El himno a la Vagina

Irreverente. Así es esta canción y el videoclip de Amanda Palmer & the Young Punx, la vocalista del mítico grupo de Cabaret-Punk Dresden Dolls.

Mi mapa de Tasmania, así es como en las antípodas suelen llamar a lo que para otras, impregnadas de una cultura  más grecorromana que aborígen, es el Monte de Venus. Un alegato. Una oda. Una apuesta. Una defensa. Una Vindicación. Una provocación. Nos gustan nuestros pelos. Son nuestros. Una selva tropical, una calurosa sabana, una frondosa jungla oriental, todas en una.

¡No a la tala púbica indiscriminada!

Fuera bromas. Alguien me dijo una vez: “Puedo combatir al patriarcado con la vagina depilada”. Y es cierto, que por mucho que tengamos nuestra preferencia, y podamos establecer una relación directa entre estética, estereotipos y exigencias de género en cuanto al rol femenino en exclusiva (coquetería, ciudado físico, delicadeza, feminidad), aunque podamos aquí y ahora ponernos a divagar sobre las diferentes dicotomías del género, y sobre “Para estar bella hay que sufrir” frente al “El hombre y el oso, cuanto más vello, más hermoso”, que nos depilemos más o menos, mientras podamos sacudirnos las imposiciones sociales, es el menor de nuestros problemas, tal y como está el mundo. Pero a mi me gusta llevar a cabo estas pequeñas batallas banales, me hacen gracia, me hacen fuerte.

Mirada de Género sobre la Crisis: hacia una economía feminista

Hace pocos días me llegaba de manos de una grandísima compañera de os derroteros ciberfeministas, Heroína de lo Periférico, esta conferencia online de Amaia Pérez Orozco, economista y experta en economía feminista o con perspectiva de género, esa que por desgracia no se aplica en todas las disciplinas del saber pero que cada día, gracias a la labor de numerosxs activistas, avanza un paso más para convertirse en un modelo de análisis que no puede faltar en casi ningún estudio serio y actual.

En este vídeo que compartimos, Amaia nos habla de las alternativas a la crisis desde una pespectiva feminista, cuál es la mirada feminista sobre la crisis y, por último vertebra su discurso en dos vertientes diferentes: Hacia dónde va la lucha social por la mejora del sistema, o, siguiendo sus palabras “cuál es la vida que merece ser vivida” y cómo gestionar la organización de ese nuevo modelo de lucha social que ya no quiere luchar por el crecimiento, el desarrollo o la proyección económica internacional.

Ante su apabullante claridad y la brillantez de su discurso, como comprenderéis, no tengo más remedio que dejaros su testimonio, más un interesatísimo artículo en PDF que podéis descargar aquí para que la conozcáis un poco más: Amaia Pérez Orozco, “¿Hacia una Economía Feminista de la Sospecha?” y, finalmente, dejar a vuestras mentes abandonadas a la reflexión, a la rebeldía que Amaia nos propone y la reinvención de un nuevo modelo de gestión ciudadana y de construcción de alternativas sociales desde un prisma feminista.

Salud,

Y viva la Lucha de las Mujeres.

P.D. Compartid, si os gusta lo que encontráis. Que compartir es bueno, y bonito, y así, nos enteramos todas.

Crónica de una Huelga General “Con-sumo Cuidado”

Como veníamos anunciando, el #29M nos plantamos, a las once de la mañana, en una de las calles principales del Centro de Málaga con nuestro bloque feminista, el COMANDO MARUJA, para el que extraímos de nuestros hogares en huelga, manga por hombro, con platos amontonados o camas sin hacer, nuestras mejores galas marujiles, el rabillo del ojo y la mirada furiosa, para cantar la muerte del patriarcado al ritmo de “Trabajamos dentro, trabajamos fuera, qué pechá de trabajá“, “Mari, no me gustan las espinacas… ¡Po te las come!“, “Huelga de Cuidados contra el Patriarcado” o “No computamos, pero sí trabajamos” y condenar una reforma laboral que nos traslada de nuevo a los fogones, a punta de plumero. Para Muestra, un botón.

Y gracias a todas las personas que durante la Manifestación, expresaron su apoyo y se unieron a nuestra causa. Gracias por los documentos gráficos que han inundado (bueno, no tanto, pero sí) nuestras redes sociales. Gracias a El Sueño de Tesla por este archivo sonoro del Comando Maruja. Un beso y un abrazo de parte de todo el comando FeM-aruja.

Salud, y Viva la lucha de las Mujeres

#29M: HUELGA DE CUIDADOS. LAS MARUJAS DECIMOS BASTA

Porque nuestro TRABAJO genera RIQUEZA. Porque nuestro trabajo es INVISIBLE. Porque nosotras no COMPUTAMOS. Porque nos afectan en lo PRIVADO los RECORTES de la OFENSIVA PATRIARCAL. Porque se construye el sistema DEL CAPITAL desde la economía DOMÉSTICA y la EXPLOTACIÓN de las mujeres. Porque NO queremos pagar las CRISIS de OTRXS. Porque la POBREZA tiene cara de mujer. Porque estamos HASTA LAS TETAS de tanta PRECARIEDAD.

LAS MARUJAS DECIMOS BASTA:

HUELGA DE CUIDADOS

Os convocamos el 29M en la CALLE LARIOS a las 11.00 de la mañana, para conformar el BLOQUE FEMINISTA DE LA HUELGA GENERAL.

ACUDE Y DIFUNDE

Colectivo F.e.M

Las Grandes Mujeres

Minientrada

“…En las grandes mujeres reposó el universo.
Las consumió el amor, como el fuego al estaño,
a unas; reinas, otras, sangraron su rebaño.
Beatriz y Lady Macbeth tienen genio diverso.
De algunas, en el mármol, queda el seno perverso.
Brillan las grandes madres de los grandes de antaño.
Y es la carne perfecta, dadivosa del daño.
Y son las exaltadas que entretejen el verso.

De los libros las tomo como de un escenario
fastuoso -¿Las envidias, corazón mercenario?
Son gloriosas y grandes, y eres nada, te arguyo.


-Ay, rastreando en sus alas, como en selvas las lobas,
a mirarlas de cerca me bajé a sus alcobas
y oí un bostezo enorme que se parece al tuyo.



Alfonsina Storni

Las putas insisten…

Lxs banquerxs y lxs políticxs NO SON SUS HIJXS.

Era hora ya de revisar las consignas que lanzamos en las manifestaciones a la hora de herir determinadas sensibilidades, todo lo cual tiene que ver con un insulto hetero-patriarcal y que supone un tachoncito más de nuestra lista de sexismo banal o, mejor dicho, nuestra lista de micromachismos cotidianos.

Recordad, queridos y queridas todas: por cada “hijo/a de puta” que lanzamos a bocajarro y esputado con todo nuestro desprecio, hay unx hijx de una puta que no se merece ser salpicado por el insulto, hay un hijo/a de una puta que vive dignamente sin robar a lxs demás, y que no tiene ni la más mínima consanguinidad con Botín, Merkel, Lehman Brothers, Wert, Cospedal, Urdangarín o demás sujetos de odio y vindicación popular y quincemayista, ni con ningún@ antidisturbio cabreado que zurra a adolescentes, ni con ningún dirigente de la Zona Euro. Es bueno recordarlo.

Salud, y Viva la lucha de las Mujeres.

Fuente: Los movimientos Contraatacan, Emma Gascó y Martín Cúneo. Inspiradxs por el Colectivo Hetaira.