El nuevo anuncio de Axe o El fin del mundo según el Patriarcado

Queridos y queridas todas, el Colectivo F.e.M tiene el infinito placer de inaugurar su categoría “Observatorio de sexismo” esta vez con una revisión publicitaria, aclararemos, por tanto, que no siempre ha de ser así, sino que nuestro observatorio irá encaminado a campos públicos, audiovisuales, comunicativos y mass media cualesquiera.

De todas nosotras las personas es sabido que la publicidad en los medios de comunicación es un reflejo inevitable de la sociedad que las demanda y produce, y, por ello, y entendiendo que la lucha feminista debe extenderse al mayor número de frentes posibles, desde el Colectivo queremos sumarnos a los múltiples espacios tanto oficiales como no gubernamentales y asociativos que luchan por erradicar el punto machista de los medios de comunicación, el periodismo, la narrativa, el cine, el márketing y el mundo audiovisual en general. Os dejamos algunos enlaces para que echéis el ojo, como los varios observatorios (Igualdad, Imagen…) del Instituto de la Mujer, el Observatorio Andaluz de Publicidad No Sexista, o la sección de Publicidad No Sexista de Mujeres en Red.

Como decíamos, hoy os deleitamos con el relativamente nuevo anuncio de Axe, cuyos publicistas nos tienen acostumbradas su irrespetuoso talante hacia el cuerpo y la consideración de nosotras las mujeres (sólo en 2003 recibió 153 denuncias por sexismo), pero ante los que no vamos a hacer ningún comentario ni valoración por lo absurdamente obvio del asunto, y porque demasiadas postillas ha levantado ya el dichoso anuncio, dejando ojipláticos a blogs, noticieros y demás sitios online.

Para las víctimas del despiste o negacionistas televisiv@s, la historia es la siguiente: un bricomaníaco emula a Noé, erigiendo un inmenso arca de madera para recluir a cientos de mujeres (ni una gorda, bellas todas ellas, que también hay que decirlo) que, hipnotizadas por el influjo de la pseudo-testosterona química desprendida por el desodorantito en cuestión, se lanzan hacia la puerta de la barcaza en la que el pobre Neo-Noé, las espera muy bienoliente con las axilas extendidas hacia ellas en un gesto de lo más amigable. Poco más que decir. Sólo esperamos que cuando se encuentre en medio del océano y se le gaste el desodorante, las mujeres sean tan inteligentes como para instaurar una matriarquía, castigarle por tratarlas como animales y por recurrir al facilón y antropofálico mito bíblico judeocristiano, y excluirle de todo privilegio antaño garantizado.

Para que comparéis, y haceros ver que nosotras las feministas somos más listas que todo el equipo de publicistas de Axe junt@s, os colgamos otro anuncio que esta vez recurre al viejo truco del cuento infantil, a la fábula germana de los Hermanos Grimm, en la que un flautista cara dura se lleva a las ratas de la ciudad de Hamelín y posteriormente a l@s niñ@s. En esta versión sexista, claro está, el mundo infantil no está contemplado, y el flautista se lleva su recompensa en especie, como antaño se hiciera, en la forma de mujeres hermosas como botín de guerra. Hélo aquí:

Por último, se nos ocurre que sería buena idea animaros a que nos dejéis vuestra opinión y difundáis si os ha gustado, y, por último, invitaros a que nos enviéis a nuestra dirección de correo electrónico: colectivofeministasenmovimiento@riseup.net vuestras propuestas para el Observatorio de sexismo, que, con las únicas condiciones de que tenga perspectiva de género y se refiera a cualquier ámbito audiovisual o artístico que se os ocurra, serán publicadas puntualmente, reconociendo siempre, claro está, vuestra autoría.

Salud, y Viva la lucha de las Mujeres.

Colectivo F.e.M